DIRECTORIO DE MIEMBROS
PROMOCIONA TU NEGOCIO
AFÍLIATE A LA CÁMARA
CONTÁCTANOS

TELÉFONO

+1(786) 667-8750

EMAIL

info@venezuelanchamber.org

DIRECCIÓN

8200 NW 41st St., Suite 200
Doral FL | 33166 U.S.A.

  • VACC
  • VACC
  • VACC

©Venezuelan Chamber of Commerce. All Rights Reserved 2018. Website development and design by Miami Digital Hub. 

Please reload

Recent Posts

I love Venezuela te invita al ART AUCTION este 5 de mayo

May 3, 2018

1/6
Please reload

Featured Posts

¿Comprar un Negocio en Marcha vs. Montar uno Nuevo?

March 8, 2018

 

Una de las preguntas más frecuentes de los emprendedores latinos en USA: ¿Comprar un Negocio en Marcha vs. Montar uno Nuevo?

 

Cuando tomamos la decisión de iniciarnos en el mundo de los negocios, o de abrir actividad comercial en un nuevo mercado, una de las siguientes encrucijadas por las que tendremos que pasar es en la que debemos decidir si vamos a comprar un negocio en marcha, o vamos a iniciar uno nuevo desde cero.  Como todo, no es una decisión sencilla, pues cada opción tiene sus ventajas y desventajas. 

 

Comencemos por la opción de comprar un negocio en marcha. 

 

Hay un gran valor en tener la oportunidad de conocer y poder evaluar la historia de un negocio existente.  Por supuesto que con esta evaluación nos referimos a un riguroso proceso de Due Diligence.  Al comprar un negocio en marcha, un gran componente de riesgo sale de la ecuación, pues el propietario anterior, el vendedor, ya lo ha sacado por ti.  Con esto, y de mucha importancia, el negocio en marcha ya tiene clientes, y cuando abras la puerta por primera vez, habrá clientes entrando, y el negocio estará generando beneficios, asumiendo aquí que así fue demostrado en tu Due Diligence.  Esto por supuesto, estará reflejado en el precio que se pagará por el negocio como “goodwill”, lo cual, analizado y negociado adecuadamente bien valdrá la inversión. En contraparte, un negocio existente puede venir “preñado” con pasivos no contables, que algunas veces no son fáciles de detectar o identificar. 

 

En este caso nos referimos a aspectos tales como usos y costumbres entre los empleados, clientes y suplidores establecidos o permitidos por la administración anterior y los cuales podrían no ser los más convenientes para el adecuado y sano desarrollo del negocio, y con frecuencia podrían ser difíciles de revertir o corregir.  En resumen, al comprar un negocio en marcha también se heredan las buenas y malas percepciones o referencias de los clientes y suplidores.

 

Montar un negocio Nuevo

 

Ahora, un negocio nuevo arranca “en limpio” puesto que queda de nuestra parte hacer todo correctamente y a nuestro estilo desde un principio.  El negocio funcionará de la manera y bajos los esquemas que nosotros mismos pongamos en sitio. Nosotros tendremos la oportunidad de construir ese “goodwill” entre nuestros clientes y proveedores.  En general, nuestro negocio se parecerá mucho más a nosotros. 

 

"Montar un negocio requiere de un elevado esfuerzo en conceptualización, diseño, construcción, procura de equipos, mobiliario y permisos entre otras cosas.  No es poco común que todo esto tome más tiempo y recursos que lo que inicialmente estimamos, y estos imprevistos son parte de nuestra inversión total." 

 

En el negocio nuevo el riesgo comercial está intacto, es decir, está en nosotros mismos superar la incertidumbre de la respuesta que el mercado tendrá a lo que estaremos ofreciendo.  Asumiendo que exista una respuesta positiva, un negocio nuevo tendrá que superar la fase de crecimiento que lo llevará al punto de equilibrio, a partir del cual su operación comienza a generar ganancias; las pérdidas sufridas durante esta fase inicial de la operación, debe ser también considerada parte de inversión.  Predecir el tiempo para alcanzar el punto de equilibrio es difícil y dependerá de múltiples variables, algunas de las cuales estarán bajo nuestro propio control, como nuestra gerencia, labor de mercadeo y ventas y nuestra habilidad para mantener los costos dentro de los parámetros regulares; otras no las controlamos nosotros.

 

Cuando hablamos de un negocio nuevo, muy seguramente la inversión directa para instalarlo será menor a la de uno en marcha, equivalente en línea de negocio, equipamiento y capacidades, pues en el negocio nuevo sólo estaremos pagando por las mejoras del local y los activos que en él instalaremos, es decir, no estaremos pagando por un “goodwill”. Sin embargo, si a esto le sumamos los recursos financieros consumidos por imprevistos durante un periodo de conceptualización, tramites de permisos, construcción, y el costo de superar el punto de equilibrio, es muy posible que la inversión total se incline a favor de haber comprado un negocio en marcha. 

 

Entre estas dos opciones, particularmente cuando el inversionista no posee amplia experiencia en la línea de negocios, en el mercado, o en ambos, yo me inclino por la compra de un negocio en marcha, asumiendo que el proceso de compra sea manejado adecuadamente, el negocio sea rigurosamente evaluado, y llevemos adelante un proceso de negociación exitoso.

 

Luis David Ramirez es Ingeniero Mecánico de la Universidad Simón Bolívar (Caracas, Venezuela), con especialización en Gestión de Mantenimiento de la Universidad del Zulia (Maracaibo, Venezuela) Master en Administración de Negocios (MBA) de la Universidad de Carolina del Sur, y Master Certificate en Gerencia de Procesos de Negocios de la Universidad de San Francisco, California.

Posee más de 35 años de experiencia profesional, con los últimos 16 dedicados a la Consultoría Gerencial en materias como desarrollo de negocios, evaluaciones financieras, y planificación estratégica, comercial y de mercadeo. Ha sido miembro de la Junta Directiva de varias empresas.

Es fundador y actual presidente de la firma de consultoría SCUDO Consulting. Además de sus actividades empresariales, entre otras materias, enseña Gerencia Estratégica y Negocios Internacionales en postgrado y pregrado en Millennia Atlantic University y en URBE University, en Doral, Florida. También ha sido parte de la Junta Directiva de la Cámara Venezolana Americana de los Estados Unidos, como Director, 2do. Vicepresidente, 1er Vicepresidente y Presidente.

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Follow Us