DIRECTORIO DE MIEMBROS
PROMOCIONA TU NEGOCIO
AFÍLIATE A LA CÁMARA
CONTÁCTANOS

TELÉFONO

+1(786) 667-8750

EMAIL

info@venezuelanchamber.org

DIRECCIÓN

8200 NW 41st St., Suite 200
Doral FL | 33166 U.S.A.

  • VACC
  • VACC
  • VACC

©Venezuelan Chamber of Commerce. All Rights Reserved 2018. Website development and design by Miami Digital Hub. 

Please reload

Recent Posts

I love Venezuela te invita al ART AUCTION este 5 de mayo

May 3, 2018

1/6
Please reload

Featured Posts

¿Venezuela le dirá adiós a los inversionistas?

March 27, 2019

 

“Un objetivo a considerar por el equipo de Guaidó es reconvertir la deuda actual en inversión local. Lo más importante es lograr que el pago al acreedor constituya una inversión para el país, para crear nuevos empleos, revertir la fuga de cerebros y reactivar un aparato productivo enfocado en la producción de divisas para el país”, explica David Osio, CEO de Davos Financial Group.“

 

Se necesita un período especial de mora y otros mecanismos para facilitar la estabilización de la economía y la situación social, pero el verdadero desarrollo económico pasa por posicionar la idea de que Venezuela tiene condiciones para ser un crédito AAA, como lo fue hace no mucho tiempo”, explica Andrés Coles. Director de Davos Financial Advisors.

 

(Davos Observer – Especial).- ¿Le puedes dar la espalda a quien confía en ti prestándote dinero y apoyándote en tu desarrollo?“

 

"Los acreedores tienen mala fama porque son los que cobran, pero en realidad no tendríamos crecimiento y desarrollo sin ellos. No son responsables del mal manejo que hagamos de los fondos que nos confían. Venezuela necesita tener este concepto claro para poder acelerar su recuperación en la era post-Maduro”, afirma David Osio, CEO de Davos Financial Group.

 

En el contexto de Venezuela, los tenedores de bonos se encuentran sometidos en este momento a un escenario impredecible y caótico, que también están viendo otros inversionistas que pudieran ser potenciales acreedores o no.

 

“¿Hace diferencia que el dueño del bono sea alguien que compró la deuda en emisión primaria o un fondo buitre que la compró a precio de gallina flaca? Si las cosas salen mal: ¿quién debe asumir la pérdida: el país o quién confió en el país y le entregó su dinero?”, insiste David Osio.“

 

Al final, lo importante es que los acreedores son la representación de la confianza en el futuro del país, indiferentemente de quién esté en el gobierno. La comunidad internacional se expresa a través de los mercados de capital. Si creen en el plan de gobierno y el plan económico, estarán ahí para apoyar la recuperación nacional con capital fresco”, comenta el CEO de Davos Financial Group.

 

En el tema económico solo se necesita un plan bien establecido bajo un sistema jurídico que brinde máxima seguridad para los inversionistas nacionales e internacionales y recuperar el parque industrial, la producción minera y petrolera y sobre todo la meritocracia y el deseo al trabajo.

 

¿Cuál pudiera ser la estrategia del presidente interino Juan Guaidó frente a este tema?

 

Ordenando la casa

 

En julio de 2017, el abogado Lee Buchheit y el profesor de la Universidad de Duke, Mitu Gulati, advirtieron que Venezuela estaría en una de las crisis de deuda soberana más complejas del mundo. El comentario de ambos se produjo meses antes de que la administración de Maduro dejara que los bonos comenzaran a caer en situación de default.

 

La opinión de Buchheit es hoy más relevante que nunca, no solo por su experiencia en casos anteriores (como las crisis de la deuda en México, Grecia, Rusia y Argentina), sino porque se está comentado que este abogado de 68 años está asesorando al presidente interino Guiadó en el espinoso tema de pagar la deuda, una vez concluya el régimen de Nicolás Maduro.

 

Contar con Buchheit es una buena señal sobre el futuro, no sólo porque muestra la disposición del equipo de Guaidó a honrar los compromisos adquiridos por el estado venezolano y sus empresas, sino porque aporta una experiencia vital para que una eventual negociación con múltiples acreedores no sea traumática para el país.

 

No pelees con los inversionistas

 

Las condiciones de Venezuela no están como para impactos económicos adicionales. De hecho, el mismo Buchheit advirtió que el caso de Venezuela pudiera ser más riesgoso en términos legales para los acreedores que el de Argentina.

 

En Argentina Buccheit impulsó una estrategia – al igual que en México y Uruguay- en la que los acreedores pequeños fueron forzados por los grandes a aceptar condiciones específicas de negociación, y se estima que ese pudiera ser el rumbo que tome un acuerdo sobre la deuda venezolana.

 

Sin embargo, independientemente de la estrategia a negociar, adicionalmente hacen falta otros elementos para retomar la confianza de los acreedores.

 

“Un conflicto legal con inversionistas internacionales es un escenario perder – perder. La imagen del país queda afectada, y se perjudica la posibilidad de recibir inversión extranjera, algo vital para Venezuela en las condiciones actuales”, comenta Andrés Coles, Director de Davos Financial Advisors.

 

¿Cómo tener un escenario ganar – ganar con los inversionistas?

 

Más que disposición

 

La disposición a negociar no es suficiente. En el caso de Venezuela se necesitan otras condiciones.

 

“Se necesita un período especial de mora y otros mecanismos para facilitar la estabilización de la economía y la situación social, pero el verdadero desarrollo económico pasa por posicionar la idea de que Venezuela tiene condiciones para ser un crédito AAA, como lo fue hace no mucho tiempo”, explica Coles.

 

Junto a estas condiciones, hay que sumar un sólido programa económico y el apoyo de organismos multilaterales, lo cual constituiría un panorama muy alentador para cualquier inversionista, y un alivio para el país.

 

“Eso bajaría dramáticamente los costos de la deuda a futuro y mantendría el acceso a los mercados de capitales abiertos. También permitiría ahorrar millones de dólares y tiempo invertido en las cortes, donde al final quienes ganan son los políticos y los intermediarios. El pueblo paga un costo altísimo”, señala el director de Davos Financial Advisors.

 

Caminos posibles

 

En la definición de escenarios posibles, David Osio retoma el potencial de Venezuela.

 

“Un objetivo a considerar por el equipo de Guaidó es reconvertir la deuda actual en inversión local. Lo más importante es lograr que el pago al acreedor constituya una inversión para el país, para crear nuevos empleos, revertir la fuga de cerebros y reactivar un aparato productivo enfocado en la producción de divisas para el país”, explica el CEO de Davos Financial Group.

 

En otras palabras, se ofrecería mayores incentivos en el pago de la deuda refinanciada a aquellos acreedores que se propongan reinvertir en el país.

 

Posteriormente ir a un esquema de privatizaciones o de joint ventures internacionales que permitan captar la atención de mayores capitales, destinados a sectores como el educativo y a un fondo de estabilización.

 

“No estoy de acuerdo con la activación de Pdvsa como existe en este momento, a menos que solo se dedique a cobrar royalties y regular el aparato productivo petrolero, de forma tal que la industria sea más productiva y no un centro de corrupción y de poder político”, afirma David Osio.

 

Buenas señales

 

¿Está caminando el presidente Guaidó en la dirección que esperan los inversionistas?

 

El nombramiento del economista Ricardo Haussman como representante de su gobierno ante el BID, indica que sí.

 

“Los organismos multilaterales servirán para hacer préstamos enfocados en planes de desarrollo (infraestructura, educación, defensa, salud, situaciones humanitarias, etc.). Pero no para financiar la inversión privada, que es el verdadero motor del crecimiento económico, el empleo y el indicador de la solidez de una economía”, advierte Coles.

 

Es allí donde resalta el valor de los tenedores de bonos y el acuerdo de refinanciamiento que se llegue con ellos.

 

“El refinanciamiento de la deuda jugará un papel muy importante en la recuperación inmediata del país. Generará un ambiente de seguridad jurídica propicio para el retorno al país de la confianza, y el deseo de trabajar en la reconstrucción de todo lo perdido en el parque industrial, la producción minera y petrolera y, sobre todo, en la meritocracia”, concluye David Osio.

 

A pesar de todo, hay buenas señales sobre Venezuela para los inversionistas.

Andrés Coles

Graduado en Economía y Finanzas Internacionales en el reconocido  Babson College en Massachusetts y con un MBA del International Institute for Management Development (IMD) en Suiza, Andrés Coles, se ha caracterizado por una destacada trayectoria en  el sector de Banca de Inversión (M&A) y gestión de activos.

 

Se inicia como Oficial de Inversiones en Brown Brothers Harriman en New York, una de las firmas más antiguas y reconocidas de los Estados Unidos ofreciendo servicios de asesoría financiera integral a nivel mundial.  Dentro de sus responsabilidades destacaron el manejo de la cartera de clientes privados e institucionales en la Región del Cono Sur. Durante su trayectoria en la firma estuvo el manejo de carteras de inversión para Administradores de Fondos de Pensiones (AFP) Chilenos, reservas financieras para bancos y aseguradoras, familias de alto patrimonio, servicios de custodio y corretaje y ForEx.

 

En los años seguidos su carrera como Asesor de Inversiones inicia su ascenso, llegando a ocupar el cargo de Vicepresidente de Fusiones y Adquisiciones de Rabobank Internacional en New York. Periodo que va del 2001 al 2008 y en el cual se destacó por la compra y venta de grandes empresas de los sectores de proteínas animales, lácteos, bebidas y licores, ingredientes y alimentos frescos. Su área de cobertura incluyo Norte y Latinoamérica con varios mandatos para empresas europeas buscando su expansión hacia las Américas.

 

Previo a su ingreso al Grupo Davos, Andrés Coles ocupó el cargo de Chief Marketing Officer de la firma de Inversión Appomattox Advisory Inc., firma que manejaba mas $800 millones en fondos. La firma gestionaba fondos bajo la estructura de multifamily office y además manejaba un fondo de hedge funds llamado Archway Appreciation Fund.

 

El Sr. Coles cuenta con la certificación de NASD, licencia Series 7 y Serie 63 como Asesor Financiero, y participó en el programa de Negociación Avanzada de la Universidad de Harvard.  Actualmente el Sr. Coles   forma parte del tren ejecutivo que conforma el Comité de Evaluación de Riesgo e Inversión de Davos Financial Group y es parte del equipo de investigadores del Boletín Informativo Davos Observer.

 

El Sr. Coles es uno de los principales coordinadores de desarrollo de negocios del Davos Financial Advisors, quien desde la oficina de Nueva York coordina las actividades de Asesoría Financiera y gerencia de los modelos de portafolio de inversión de Davos.

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter