DIRECTORIO DE MIEMBROS
PROMOCIONA TU NEGOCIO
AFÍLIATE A LA CÁMARA
CONTÁCTANOS

TELÉFONO

+1(786) 667-8750

EMAIL

info@venezuelanchamber.org

DIRECCIÓN

8200 NW 41st St., Suite 200
Doral FL | 33166 U.S.A.

  • VACC
  • VACC
  • VACC

©Venezuelan Chamber of Commerce. All Rights Reserved 2018. Website development and design by Miami Digital Hub. 

Please reload

Recent Posts

I love Venezuela te invita al ART AUCTION este 5 de mayo

May 3, 2018

1/6
Please reload

Featured Posts

Procesamiento de Pagos: Innovaciones y Amenazas

August 1, 2019

 

 

A medida que se incrementa el número de transacciones electrónicas, también aumentan las oportunidades para que los delincuentes cibernéticos cometan sus fechorías.  El más reciente ataque en Julio 2019 que sufriera el emisor de Tarjetas de Creditos Capital One, podría haber afectado a más de 100 millones de personas.  Como comerciante, debe usted tener la capacidad para proporcionar la más alta seguridad posible en sus pagos, de modo que sus clientes no tengan que preocuparse por sus datos. Como cliente, debe estar consciente de las amenazas presentes y de los avances tecnológicos que ayudan a combatirlos.

 

Desde las tarjetas de cartón y celulosa, de antes de 1958, hasta la seguridad biométrica, geolocalización y tokenización de hoy en día, la industria de pagos electrónicos ha venido evolucionado en el área de seguridad desde sus inicios. A continuación, algunos de los aspectos más importantes en la seguridad de pagos y cómo se han venido desarrollando a lo largo de los años.

 

Las Normas PCI

 

El Cumplimiento del estándar PCI se refiere a  las normas de seguridad establecidas por el Consejo de Seguridad de la Industria de Tarjetas de Pago en 2006, y son un referente importante del estado actual de la seguridad en la industria. Estas normas fueron creadas para garantizar que cualquier persona que procesa, transmite o almacena datos de pago, cuenta con la seguridad adecuada. Los estándares PCI se adaptan con frecuencia y diferencian ciertas medidas de seguridad para los comerciantes en función del volumen y el tipo de transacciones que procesan. En otras palabras, el cumplimiento de PCI es muy importante y al mismo tiempo muy confuso.

 

Tecnología en la Tarjeta


En 1958 se creó la primera tarjeta de pago de plástico. En la década de los 70, vimos la adición de paneles de firma inalterables, seguridad de microimpresión y estampado con relieves diseñados para proteger a los tarjetahabientes de falsificadores.

 

Más adelante la seguridad electrónica dio muestras de rápidos progresos durante los 80 con el desarrollo de las calificaciones de riesgo y las autorizaciones electrónicas en tiempo real, diseñadas como medidas de protección adicionales contra el fraude. En los años 90, se añadieron el código de seguridad CVV para bandas magnéticas (3 digito de seguridad) y los primeros indicios de la tecnología de tarjetas con chip EMV. Los chips EMV se agregaron a las tarjetas de pago por la mejora en la seguridad que ofrecen, así como la dificultad que presentan para realizar estafas de "skimming" o “clonación” de tarjetas, en comparación con las bandas magnéticas. La tecnología de chip también utiliza encriptación y tokenización para mayor protección contra el robo. De hecho, el Departamento de Justicia estima que el 86 por ciento de los casos de robo de identidad se originan con la información existente de la cuenta. Esta información está protegida por los chips EMV en caso de violación del acceso a la data.

 

Hablando de violaciones, algunas de las más importantes tuvieron lugar en la década del 2000. En el año 2003 la violación de datos de DPI comprometió a más de ocho millones de cuentas de tarjetas de pago. En el 2005 fueron violados los sistemas de CardSystems Solutions; 40 millones de tarjetas se pusieron en riesgo.   En 2010, las cuentas y los pines de las tarjetas de débito de casi 1,100 tiendas ALDI fueron robados, y al año siguiente las tiendas Michaels fueron vulneradas por primera vez en tres años, lo que pudo haber comprometido los PIN y números de unos tres millones de cuentas de tarjetas de pago. En 2013, Target fue también comprometida, unos 40 millones de cuentas de tarjetas de pago robadas y un costo estimado a la industria de $248 millones.

 

Con todo esto podemos afirmar que, a medida que avanza la tecnología de seguridad, también lo hacen las amenazas contra las que protegen estas tecnologías. Esta carrera armamentista digital continúa hoy en día a medida que nos alejamos de soluciones estáticas y nos movemos hacia tecnología más dinámica y resistente.

 

El Futuro en la Seguridad de Pagos

 

La industria de las tarjetas de pago proyectó pérdidas por $31.3 mil millones a nivel global por ataques de seguridad en 2018. Otro estudio revela que los minoristas podrían perder hasta unos $130 mil millones entre 2018 y 2023 debido al fraude. No importa de qué manera se lo mire, las instituciones financieras a nivel mundial deben esforzarse en ser más innovadoras que los estafadores, si quieren mantener su dinero, y el suyo, a salvo.

 

Algunas de esas innovaciones incluyen tokenización, datos biométricos, geolocalización, tecnología de chip mejorada y una base cada vez mayor de análisis de datos. De hecho, la tecnología se está volviendo tan impresionante que los hackers expertos en tecnología ya no son la única gran amenaza en el fraude cotidiano. En cambio, son los piratas informáticos sociales que usan estafas de tarjetas no presentes que han comenzado a aprovecharse de audiencias menos expertas en tecnología, y los minoristas no están preparados para combatirlo.

 

Conclusión

 

Cuanto más rápido conectamos, digitalizamos e innovamos en nuestras transacciones diarias, mayor cantidad de riesgos se presentan.  El mundo de la seguridad de pagos se parece al Viejo Oeste, y es por ello por lo que es hoy más importante que nunca garantizar que su entorno de procesamiento de pagos electrónicos sea lo más seguro posible.

 

Afortunadamente, la seguridad es ya, por si misma, un impedimento para los estafadores. Los hackers tienden a buscar opciones de bajo riesgo y alta recompensa.  Al igual que mantener su terminal de punto de venta bajo llave cuando no está en uso, la seguridad adecuada en el procesamiento de pagos suele ser suficiente para que sus cuentas no sean atractivas.

¡Después de todo, no puedes ser vulnerado si nadie está dispuesto a intentarlo!

 

 Payment Processing: Innovation and Threats

 

As the number of electronic transactions grow, so do the opportunities for cybercriminals to steal money. The most recent attack of July 2019 suffered by credit card issuer Capital One, could potentially affect over 100 million people.  As a merchant, you need to provide the best payment security possible, so your customers don’t have to worry about their data. As a customer, you need to be aware of the threats against you – and the technological advances that help combat them.

 

From the cardboard and celluloid cards pre-1958 to the biometrics, geolocation and tokenization security of today, the merchant services industry has been evolving in the security department since the very beginning. Here are some of the important aspects of payment security and how they’ve developed over the years.

 

PCI Compliance

 

PCI Compliance refers to the security standards established by the Payment Card Industry Security Standards Council in 2006, and they’re an important indicator of security status today. These standards were created to ensure that anyone who processes, transmits or maintains payment data has proper security in place. PCI standards are frequently adapted, and they differentiate security measures for merchants based on both the volume and type of transactions they process. In other words, PCI compliance is both very important, and very confusing.

 

Card Tech

 

In 1958, the first plastic payment card was created. By the 1970s, we’d seen the addition of tamper-resistant signature panels, microprint security, and card embossing designed to protect card carriers from nefarious counterfeiters.

 

Electronic security found its stride in the mid-80s with the development of risk scoring and real-time electronic authorization designed to protect against fraud. In the 90s, we saw the addition of the CVV security code for magnetic stripes, and the first inklings of EMV chip card technology. EMV chips were added into payment cards because of the greater payment security it offers, plus its resilience against “skim” scams compared to magnetic strips. Chip technology also uses encryption and tokenization to further protect against theft. In fact, the Department of Justice estimates that 86 percent of identity theft cases originate with existing account information. This information is protected by EMV chips in the case of a breach.

 

Speaking of breaches – some major ones took place in the 2000s. In 2003, it was the DPI data breach that saw eight million card accounts compromised. In 2005, CardSystems Solutions was breached; 40 million cards were compromised. In 2010, ALDI debit card accounts and pins were stolen from nearly 1,100 grocery stores, and the following year Michaels was breached for the first of three times in three years, potentially compromising PINs and three million payment card accounts. In 2013, Target was breached with 40 million payment card accounts stolen and an estimated industry cost of $248 million.

 

This is all to say that, as security tech advances, so do the threats they protect against. This digital arms race continues today, as we shift away from static solutions to dynamic, more resilient technology.

 

The Future of Payment Security

 

The payment card industry projected $31.3 billion in global card losses to security threats in 2018. Another study found that retailers stand to lose some $130 billion in fraud between 2018 and 2023. No matter which way you look at it, financial institutions across the globe must push to be more innovative than the fraudsters if they want to keep their – and your – money safe.

 

Some of those innovations include tokenization, biometric data, geolocation, improved chip tech, and an ever-increasing base of data analytics. In fact, the technology is becoming so impressive that tech-wizard hackers are no longer the only major threat in day-to-day fraud. Instead, it’s the social hackers using card-not-present scams that have begun to take advantage of less tech-savvy audiences – and retailers are ill-prepared to fight it.

 

Conclusion

 

The faster we connect, digitize, and innovate our daily transactions, the more risks are introduced. The payment security landscape is akin to the Wild West, and it is more important today than ever before to make sure your electronic payment processing environment is as secure as it can be.

 

Thankfully, security is a deterrent to fraudsters in itself. Hackers tend to search for low-risk, high-reward options. Much like keeping your Point-of-Sale terminal under lock and key when it’s not in use, adequate payment processing security is usually enough to make your accounts unattractive targets. After all, you can’t get breached if no one is willing to try!

Leonardo Luna, Business Optimization Specialist, Schooley Mitchell

 

Leonardo Luna es Lic. en Informática con más de 20 años en la industria de telecomunicaciones y experiencia en el desarrollo y ejecución de estrategias de comercialización para tecnologías.

Actualmente se especializa en la optimización de la cadena de suministro y reducción de gastos para Telecom, Merchant Services y Package Shipping para pequeñas, medianas y grandes empresas, bajo un modelo disruptivo Sin costo o riesgo inicial.

 

Schooley Mitchell ofrece asesoramiento y análisis objetivos para garantizar que Usted esté recibiendo los mejores servicios disponibles en el mercado al mejor precio en:

  • Telecomunicaciones (telefonía, internet, celular)

  • Procesamiento de tarjetas de crédito

  • Envío de paquetes.

Somos independientes de todos los proveedores y actuamos solo tomando en cuenta sus mejores intereses.

Una revisión sin compromiso identificará los retos que enfrenta y le proporcionará soluciones prácticas y de ahorro de costos. Si no encontramos ahorros para usted, no hay cargo por nuestros servicios.

Visítenos en www.schooleymitchell.com/lluna

Share on Facebook
Share on Twitter